lunes, 2 de enero de 2017

Imposiblemente posible: Capítulo 4

Lo único que me faltaba, un primo enamorado que es insoportable.
Siempre que me ve, me sigue por todos lados ,aunque, en un año pudo haber cambiado, no voy  a olvidar todos los años anteriores.
Laura se había ido a su casa por el fin de semana y mis padres habían viajado así que ir era mejor que estar atormentándome con un amor platónico.
Me acosté en el sofá y me puse a mirar televisión. Encontré un especial del amor en la edad media. Hubiera deseado nacer en esa época porque no quedaba mal que una chica sea menor que el hombre. Sin embargo, ahora, estaba muy mal que suceda algo así.
Cambio tanto la sociedad entre una época y la otra. Me quede dormida en el sofá toda la noche.
El timbre sonó salte del sillón y mire quien era. Me había olvidado de armar la mochila. Corrí a la habitación y empecé a guardar las cosas que necesitaría. Me puse un vestido de verano y abrí la puerta.
-   Hola, señor
-   Sophie, Que bueno que vas a ir con nosotros. Morena está en la camioneta.
Yo entre y la salude.
-  ¿Qué te paso?
-   Me dormí, pero todo solucionado ya guardé todo.
-   Mi primo te espera ansioso
-  ¿Es necesario que le hable?
-   Si, te va a hacer bien, ya verás

Salimos de la ciudad hasta el campo que estaba cerca de la playa.
La casa era grande tenia habitaciones suficientes para cada una de las familias.
La pileta se encontraba al frente de la casa y había un hermoso jardín detrás de ella.
Me llevo hasta la habitación que íbamos a compartir con las niñas de la familia y dejamos las cosas ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje :)