jueves, 17 de noviembre de 2016

Imposiblemente posible: Capítulo 2

Me puse los tacos antes de entrar a la clase. El profesor puso la música y todos se pusieron en parejas menos yo, había quedado sola.
 - Lucas, baila con ella y deja que Blanca baile conmigo.
 Mi compañero de baile hablaba con ella mientras seguían el ritmo de la música, me di cuenta de eso porque la mujer sonreía y hablaba pero no podía verlo a él. Cuando se dio vuelta me puse blanca. Era el… ¡Es el! Siento que me voy a desmayar. Sophie, respira… uno… dos… tres… no puedo y se está acercando. El me agarro por la cintura y me empezó a guiar. Me mantenía alejada y me tocaba lo mínimo posible. No me hablo. Debía decir algo ¿Qué puedo decirle? ¿Hola soy Sophie? No, voy a quedar como idiota. ¿Bonjour, Je`me apelle Sophie? ¡¿Por qué hablo en francés?! Estúpida mil veces Estúpida.
 - Soy Sophie, dije con una sonrisa de Feliz cumpleaños.
 - Lucas.
 Y esa fue la “Gran y Genial” conversión del día ¿Será así siempre? ¿tan serio y aburrido? Mi imagen de él decayó. Aun así, seguía siendo varonil y sexy.
Mi mano estaba en su hombro y me agarraba fuerte para no tropezarme. Me aburría y mucho, que gracia tiene bailar con el si no me dirigía la palabra. Lo peor de todo es que seguía confirmando mi teoría, con menos razones va a suceder algo.
El miraba a un punto fijo, bailaba como si ya supiera que paso estaba por hacer.
 - Lucas, agárrala mejor se supone que el tango se baila cerca del otro no a un metro, dijo el profesor. Me acerco mas a él, pero siguió sin mirarme. La clase termino con un sonido final. Él se alejó sin más, sin mirarme, sin decir adiós. Me saque los zapatos y camine rápido hasta mi departamento.
Yo vivía con Morena y Laura, cuando llegue ellas se sentaron en el sofá sonriendo.
 - Contanos que pasó ¿Algún chico lindo?
 - No me fije, dije sentándome en sillón
 - ¿Por qué?
 - Estaba el ¿Pueden creerlo?
 - ¿Enserio?
 - Sí, me tocó bailar con el
 - Que suerte, dijeron al unísono
 - No lo creo, no me hablo solo me dijo “Lucas”, dije imitándolo
 - Es un avance
 - Sí, claro, respondí irónicamente
 - ¿Y qué más paso?
 - Nada, solo el profesor le reto porque me tenía alejada de el
 - ¡¡¡AHHHHH!!! Te tiene miedo, dijo Laura gritando
 - Que estupidez, respondí
 - Tienes que conquistarlo, contesto ella
 - ¿Cómo?
 - La próxima clase ponte una pollera para bailar.
 - Es el primer paso, dijo Morena sonriendo.
 - Me voy a bañar, lo pensare
 Camine hasta la habitación y saque mi pijama porque no iba a volver a salir. Me metí bajo la lluvia de la ducha. ¿Por qué era tan lindo y tan serio al mismo tiempo? Otro día se repetía, las clases y su salida de la oficina para ir al restaurant. Miro hacia la universidad y me vio, rápidamente volvió a girar la cabeza y siguió caminando. Por lo menos me recordaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje :)